Artículos

La iglesia de San Juan Bautista de Burguillos del Cerro ha sufrido, a lo largo de los años, múltiples intervenciones.Una historia rica que refleja su singularidad,fruto de varios proyectos constructivos.Tras este análisis la  identificamos como un enclave de la Orden Templaria.

Palabras clave: arquitectura de extremadura, templarios, órdenes militares.


Introducción

Los entornos de Burguillos son demasiado ricos en testimonios arqueológicos como para pasar inadvertidos [1].  Por Resolución de 2 de febrero de 1988 se incoa expediente de BIC con categoría de Conjunto Histórico, a favor de la localidad de Burguillos del Cerro.
Sobre un emplazamiento prerromano, en torno a una fortaleza de origen musulmán, se concentra la población que llega a partir de la conquista cristiana, al tiempo que abandonan las antiguas formas de poblamiento disperso cuyos vestigios perviven, a veces, en ermitas.
En el siglo V comenzaría a desarrollarse el monacato cenobítico, vinculado al mundo urbano, pero paralelamente el eremitismo mantendría su importancia en las áreas rurales. Los eremitas realizaban funciones religiosas de cara a los grupos humanos de las áreas rurales, entre los que tendrían gran éxito [2].
En lo que concierne a su aspecto morfológico, las iglesias características de los asentamientos rurales en sus momentos más tempranos constituían edificaciones sencillas, respondiendo a las formulas de edificación de vocación románica o conservando la fisonomía de las creaciones hispanomusulmanas, cuando no, los rasgos visigóticos sobre los que a menudo se habían remodelado. Salazar Fernández afirma que estas iglesias carecían de torre (datos para la historia de Zafra, 1959).


Un arquitecto del siglo XIII en Extremadura, el maestro Gil de Cuellar comenta el tardío proceso de reconquista y repoblación subsiguiente y quizás las mismas peculiaridades que tiene marcan profundamente la realidad extremeña. Durante el siglo XII se produce una oscilante posesión de plazas fuertes en manos cristianas que son recuperadas por musulmanes. Otros territorios son entregados a señoríos particulares o a las órdenes religiosas. Aunque no hay datos al respecto parece que la densidad de población fue escasa, como corresponde al proceso de la época, a su explotación territorial y a la misma condición fronteriza de la región. Estas circunstancias se van reflejan en el arte del siglo XIII con incorporación de detalles góticos, como son los nervios. Naranjo Alonso (Trujillo sus hijos y monumentos. Ermita de Nuestra Señora de la Coronadas.1929).


El estudio del poblamiento rural de la etapa de frontera se muestra complicado por el problema de la documentación durante los siglos XII-XIII. La importancia de la población musulmana y judía que, lejos de abandonar los lugares ocupados por los cristianos, optan por permanecer en los enclaves rurales [3].
Si la Iglesia de San Juan Bautista fue una antigua mezquita es posible que se hubiese reaprovechado adaptándola al culto cristiano, para la construcción de un centro románico y sus posteriores adiciones hasta llegar al resultado actual.
Aunque la Iglesia no se documenta hasta el siglo XIV, es preciso considerarla  fundamentalmente de estilo gótico, sobre otra prerrománica debido a sus caracteres estilísticos y a pesar de sus reformas posteriores.

Ánalisis documental: Burgillos en las fuentes del Archivo Histórico Nacional. Sección Nobleza

La bibliografía sobre el edificio no abunda  y suele ser de carácter divulgativo, no especializado.
Si contamos sin embargo con la Escritura de Fundación de las dos Capellanías de la Iglesia de San Juan. Las capellanías consistían en la imposición de un capital destinado a sufragar las misas celebradas por el capellán o capellanes. El patrimonio se invertía o arrendaba y el capital quedaba en manos de un patrono, nombrado, al igual que los capellanes según unas detalladas reglas establecidas por el finado en el instrumento de su fundación [4].
Datos referidos a la fundación de las Capellanías las encontramos en el  propio Testamento de Alonso Fernández de Vargas:

España. Ministerio de Cultura. Sección Nobleza Del A.H.N:
•    OSUNA. C.339, D.14: Año 1390, Testamento y última voluntad del Señor de Burguillos y de la Higuera:
”Copia simple del Testamento que hizo Alonso Fernández de Bargas, Señor de la Iglesia, otorgado en Burguillos ante Juan Martínez de Sevilla, del mismo pueblo en 10 de Agosto de 1390, en que llama a sus hijos Gonzalo Perez de Bargas, Diego Alonso de Bargas e Ysavel Fernz al goce de los lugares de Burguillos, y la Yguera, que le havia donado el Sr Rey Don Juan el 1º en Tordesillas a 10 de Mayo de 1389, p. hacer esta fundazn. Instituye dos Cappnias en la Capilla de San Juan de dos Misas cada día, que celebren dos Capellanes y ayude el Cura y celebren quatro Aniversarios cada año, el día después de Navidad, después de Pascua de Resurrección, después de Pascua de Cinquesma, y el día después de Sta María de Agosto y responso todos los días sobre su sepultura. Deja por igual el Dzmo de quatro Casas del Pueblo que elixan los Capellanes”

•    OSUNA. C.339, D.11: Testamento y Ceremonia del día de su muerte:
“Mando q el mi cuerpo Sea Sepultado emefrdo con la Sepoltura y lo mando labrar en la Capilla q esta en San Juan deeste dicho mi lugar de Burguillos y sea metido en ella con el avito de San Francisco  e mando para la obra deladha Iglesia  Cinco mil ms; Emando que canten por el anima demi Señor el Rey Don Henrique que Dios perdone e por la vida é por la salud de mi Señor el Rey Don Juan…después para siempre jamás epormi Alma, dos misas cada día dentro deladha Capilla, epara esto mando que sean puestos dos Capellanes que las digan é que ayude el Cura que és ofuere enladha Iglesia; Emando queayan los dhos dos Capellanes para su mantenimiento el diezmo de todas las cosas que ovienes a dar quatro vecinos de este dho mi hogar de Burguillos e de sus términos quales  quisieren escoger los dhos Capellanes cada año e desto que non aya parte el dho cura porquanto yo le do las primicias según que en una carta se contiene, que yo dello otorgué;E mando que los dos Capellanes sean elegidos por el dho mi fijo Gonzalo Perez de Bargas é por los otros que sucedieren enel dho Mayorazgo ”.
“…equel día de mi enterramiento que fagan mis honras é mando quepara ello     sean     llamados a Diez Clérigos  o más si fueren menester, élosdén  de comer, evevér, Pan , é vino, é Carne; e mando que ofrezcan la ofrenda que dieren que es menester, é que dén por ello lo que és acostumbrado, é     mando questen doze pobres; é mando que el año cumplido que se fagan otras honras”.
En el siglo XVIII, en 1722 se hace traslado de este testamento por el pleito de las capellanías con el Duque de Béjar:
•    OSUNA. C.339, D.13: Aquí se describe en el folio nº 25 el Sepulcro:
“…en la Iglesia de San Juan de la dha Villa en sumptuoso y grande sepulcro de dho Alfonso Fernandez  de Bargas conuna muy grande tumba de piedra, puesta sobre quatro Leones, de la misma materia con los escudos denpropias Armas con un letrero encontosen…”.
•    OSUNA.C.347, D.222: Nombran la Capilla de Alonso Fernández de Vargas con el nombre de Purísima Concepción

Órdenes militares y sucesiones en el Señorio de Burguillos

De la gran variedad de funciones que desempeñaron las iglesias en la época medieval la defensiva y militar está entre ellas, tanto en nuestro país como en territorio europeo llevó aparejo el uso de elementos y estructura de tipo militar que le otorgan  aspecto fortificado.
De las tres Órdenes Militares que se fundaron en los reinos de Castilla y León, dos nacieron en Extremadura, y la Orden del Temple, tuvo aquí su principal campo de acción ya que en ningún lugar de España intervinieron de forma tan decisiva [5].  
El conocimiento de la tierra extremeña pasa por el estudio de las Órdenes Militares.
La documentación sobre las milicias militares es poco conocida y se encuentra muy dispersa en diferentes archivos.
La implantación de las Órdenes Militares está relacionada con las peculiaridades del proceso de la Reconquista medieval. La escasez poblacional, falta de Concejos y limitadas posibilidades de conseguir pobladores que se asentasen en la región, lleva a los monarcas a confiar la defensa de la frontera y la posesión de los territorios a las Órdenes Militares.
La huella de las Órdenes Militares en los planteamientos estratégicos medievales y en la estructura político-administrativa, religiosa y económica se refleja también en el Arte.
Su arte regido por los principios fundamentales de la estética cisterciense, que en la construcción, en una primera fase  se corresponde con las técnicas de fase inicial del gótico. Aunque también tienden a utilizar los materiales que se encuentran a pie de obra o en las cercanías.
En lo que afecta a la Baja Extremadura, el impulso dado por estas Órdenes a las actividades de conservación y mejora de los edificios parroquiales, resulta especialmente significativo, sobre todo para reparar los numerosos templos de la región, dañados durante las décadas finales del siglo XV en el trascurso de la guerra con Portugal. (P. de Orozco y J. de la Parra. Historia de la Orden de Cavalleria de la Orden del Señor Santiago del Espada, ed. Facsímil, Badajoz, 1978).
También  hay que poner de manifiesto el proceso de transformación de las iglesias durante los siglos XV-XVI,y las remodelaciones llevadas a cabo sobre las construcciones precedentes de origen visigodo o hispanomusulmán.
 Las características de las edificaciones primitivas y las huellas de los alarifes de tradición mudéjar, que con frecuencia intervinieron en tales obras, se refleja sobre todo en los aspectos decorativos y en las fábricas de ladrillo y piedra.
Conservan su imagen primitiva de fortalezas debido a que los templos se construyeron aprovechando cuerpos de anteriores construcciones defensivas, o se alzaron bajo ese aspecto, fundamentalmente las de origen Templario (B. Moreno de Vargas), como es el caso de San Juan de Burguillos (Fig. I). Merece atención, la frecuencia con que aparecen reutilizadas como material de construcción, piezas visigodas o romanas procedentes de edificaciones anteriores
Los templarios en el siglo XIII reciben estas tierras por su ayuda prestada a la corona en la reconquista de la provincia [6].
La conquista de la actual provincia de Badajoz fue llevada a cabo por el reino de León, y fue su rey, Alfonso IX el que le dio el primer impulso definitivo. En 1230 consigue tomar Badajoz con la ayuda de la Orden del Temple y Mérida gracias a la Orden de Santiago.
Una vez dominadas estas importantes plazas, el empuje va a continuar hacía el Sur; la Orden del Temple se dirigía hacia la zona Oeste, limítrofe con Portugal, consiguiendo tomar Alconchel, Burguillos, Fregenal y Jerez; la de Santiago hacia el Este consigue también importantes éxitos en Llerena y Reina [7].
Durante 1248 Fernando III cita “Et contra los términos de los freyres del Templo, de parte de Burgos (Burguillos del Cerro) et de Xerez et parte de Alconchel partan con los freyres del templo par o diren su privilegios de los freyres del templo” [8].
Los templarios crearon en Jerez un “bailato “o casa comarcal de la Orden, a cuya jurisdicción quedaron sujetos los pueblos de la comarca.
La bailía era la unidad mínima administrativa bajo la que se administraba la Orden del Temple. Constaba de un número variable de posesiones, urbanas y agrícolas, agrupadas con un criterio de proximidad geográfica y centralizador en una localidad que constituía la cabeza de encomienda. Estaban regidas por un comendador también llamado maestre o bailío.
En cada bailía había una o más iglesias, además de otro tipo de edificaciones necesarias para la explotación agrícola como palomares, corrales, almacenes, molinos, casas, etc. Otras veces la bailía contaba con fortificaciones, pero en este caso su valor era estratégico y carecía de interés económico [9].
Pocos documentos conocemos sobre el tiempo que los templarios poseyeron el bailato de Jerez y Burguillos, sobre una zona inestable  con recientes reparticiones.
Conocemos, a través de las fuentes documentales, de la existencia de los problemas que surgieron con el Obispado de Badajoz. En 1256 el Obispo Pedro Pérez hizo una concordia con el Maestre del Temple Martín Núñez sobre las villas de Jerez, Alconchel Y Burguillos, aunque eran posesiones templarías, no quería el Obispo perder parte de sus antiguas diócesis, llegando a un acuerdo con el Maestre para la visita de estos lugares a cambio de 25 maravedís.
El Temple era una fuerza poderosa y rica, por ello son constantes las disputas con el Concejo y Obispado de Badajoz.
 Las iglesias no sólo eran centros espirituales de las bailías sino foco de influencia mediante el cual los templarios se atraían donaciones y  privilegios que a veces enfrentaban a los poderes episcopales.
La villa  de Burguillos se dividía también, desde época templaría, en dos  parroquias [10].
San Juan sería consecuencia del ensanche que tuvo la villa hacía el oeste bajo el Temple por el incremento de la población.
Burguillos perteneció a la bailía de Jerez-Ventoso desde la conquista de la zona en 1230 hasta la disolución de la orden; y ya en el siglo XIV el señorío pasa por distintos señores  según conveniencia de la corona, pero este es un periodo mal conocido.
En el Archivo de la Catedral de Badajoz se conserva la carta fechada en Valladolid  el 26 de enero de 1320 y despachada por el Comisario Apostólico por la que se amenazaba de excomunión a dos caballeros uno de ellos Fernando Velasco Pimentel por apoderarse del Castillo de Burguillos que había pasado a la Orden del Hospital.
Se puede plantear que la iglesia románica de transición fue reaprovechada por la Orden del Temple, teniendo en cuenta que las nuevas poblaciones necesitaban para el culto las construcciones de templos y para su construcción gozaron las órdenes militares de entera libertad, según se indica en la Bula Papal de Alejandro III, confirmada por Gregorio IX en 1238, en la que se lee: “si por ventura en lugares desiertos o en las tierras de moros, de nuevo, los dichos maestres, freyles y horden, edificaren alguna iglesia, gocen de plena libertad” [11].  
Eran tiempos de Reconquista, de repoblación, de sublevaciones mudéjares, de razzias de benimerines, que se va reflejar en la arquitectura [12],  dando lugar a una arquitectura fronteriza como consecuencia de los movimientos migratorios populares con el objetivo de repoblar el territorio.
Un contexto inestable e inseguro, sobre todo después de la rebelión de los mudéjares, en 1264, con apoyo del reino nazarí de Granada. En 1277 los benimerines llegan hasta Coria y conduce a una mayor militarización de las tierras fronterizas.
“Se trata de una arquitectura en la que es más lo que se conserva que lo que se destruye del pasado. Se reutilizaron viejos edificios musulmanes y en otros casos fueron reformados…de este modo, continuaban presentes y muy visibles las formas artísticas islámicas” [13]
A la vez están llegando nuevas formas artísticas, la introducción del gótico, como expresión de la voluntad colonizadora de los vencedores.
 Se produce un arte colonial que se difunde imponiendo sus modelos a la periferia: arquitectura fronteriza, religiosa de aspecto fortificado, fruto de las circunstancias bélicas de su entorno. Un tipo de arquitectura religiosa y al propio tiempo defensiva [14].
El doble proceso de conquista,  colonización y repoblación llevado a cabo en Extremadura durante el siglo XIII hay que entenderlo dentro de la dinámica de ocupación del espacio, crecimiento económico y desarrollo de determinadas estructuras socioeconómicas iniciada en los reinos de Castilla y León. Este proceso, iniciado con anterioridad en zonas que vivieron la coyuntura impuesta por la frontera, es el antecedente que marca el desarrollo de determinadas formas sociales que tuvieron en Extremadura su proyección desde los primeros momentos de la conquista.
El territorio que encuentran los cristianos en los momentos de la ocupación favoreció el desarrollo de una sociedad característica que, aunque en la base posee el mismo signo y desarrollo que la de otras zonas, generó debido a la influencia de la frontera ciertos rasgos estructurales puestos de manifiesto a lo largo del siglo XIII. La convivencia de diferentes formas de poder condujo al establecimiento de un equilibrio jurisdiccional cambiante según la evolución que sufría la frontera.
En el contexto ocupacional, además de las diferencias jurídicas hubo ciertas diferencias territoriales marcadas ya en la época de conquista.
La evolución de la frontera extremeña, es distinta en la zona del Tajo, ocupada en los siglos XII y comienzos del XIII, que en la del valle del Guadiana. En el primer caso la frontera pervivió durante un periodo de tiempo muy breve, mientras que en el segundo esta situación prácticamente no existió pues la frontera se desplazó inmediatamente hasta Andalucía.
Como consecuencia se produjo la rápida intromisión de las fuerzas señoriales aprovechando la despoblación y las potencialidades que ofrecía el territorio: amplias zonas desiertas en las que fundar poblaciones y establecer extensos dominios; amplias zonas de pastos e importantes zonas de buenos suelos en los que se podía desarrollar un asentamiento rentable.
Todo ello tuvo como último fin la señorialización de la tierra en fechas relativamente tempranas. Los templarios fueron los primeros que intervinieron militarmente, por lo que obtuvieron amplios territorios.
Conocemos por las crónicas de la existencia de la entrevista que tuvo lugar en la villa por parte de Alfonso XI con su abuela la reina de Portugal y Alfonso de la Cerda, infante pretendiente al trono de Castilla y León en el año de 1330; en este encuentro, el infante renunció a todos los derechos.
Ramón Matías Martínez, historiador local, dice que este hecho se produjo en un muro de la plaza conocido por el vulgo como la pared “Roba-Castilla”, posiblemente en un muro de la plaza “Llano de la Fuente”  [15].  
Hacía finales del siglo XIV- XV Alonso Fernández de Vargas y posteriormente la familia de los Duques de Béjar comienzan una remodelación de la que quedan elementos importantes y singulares.

Conclusiones

Sin duda la principal conclusión tras nuestro estudio es que la iglesia fortaleza de San Juan Bautista  se trata de un edificio cuya primera fundación puede encajar en el modelo histórico de iglesia levantada entre los siglos VI-VIII y tras la reutilización y amortización en época islámica, se recupera en época cristiana, por parte de la Orden del Temple que concibe el edificio tal cual lo observamos actualmente. Se trata por tanto de una refundación debido a una orden militar.                                       
San Juan Bautista es una iglesia gótica de construcción medieval que se sustenta sobre elementos considerados como los más antiguos del conjunto, que se corresponderían con una primitiva iglesia de posible cronología visigoda que se encontraría integrada por fases sucesivas.     
Una hipótesis de que existiera un templo mozárabe se podría contemplar, pero no afirmar.
En periodo Bajo Medieval se encuadraría la obra templaría consistente en  la ampliación de la segunda nave de la iglesia.
Durante el Siglo XVII se producen diferentes intervenciones en el edificio que encontramos reflejadas en la documentación histórica del Archivo Histórico Nacional, Sección Osuna [16] como los “Varios reconocimientos de los ornamentos que faltaban en las iglesias estatales y parroquiales de Santa María y San Juan en Burguillos del Cerro y en las de la Atalaya y Valverde”:
También en el Año 1630 el Contador del Señor Duque de Béjar hace una descripción de la lencería que hace falta para la iglesia de San Juan y de la visita que se realizó a la capilla mayor por lo alto de la bóveda y da cuenta de la necesidad de calafatear y encalar. Igualmente señalan la necesidad de la construcción o reconstrucción de las Capillas.
El abandono del edificio al culto se produce en 1797 y a partir de estos momentos la  ocupación del edificio pasa a ser residual, y se produce su acondicionamiento como cementerio hasta principios del siglo XIX (año 1886) momento en que se produce también el abandono de éste.
La iglesia de San Juan de Burguillos del Cerro es un ejemplo de la mezcla de influencias y de las sucesivas transformaciones no documentadas que ha sufrido desde su origen.    
Se trata de un  Monumento de síntesis donde se funden formas islámicas y cristianas: Fusión de estilos.

 

 

 

Notas

[1]    El emplazamiento bajo Burguillos del Cerro ha sido sugerido para el núcleo de población romana por Alicia Mª Cantó según testimonios epigráficos y arqueológicos de la localidad (1991).
[2]    El eremitismo en las épocas visigoda y altomedieval a través de las fuentes leonesas.
[3]    BERNAL ESTÉVEZ, A.: Las minoría étnico –religiosas en la Extremadura bajomedieval. Apuntes para la Historia de la ciudad de Badajoz, Mérida, 1999.
[4]    Existe una amplia producción historiográfica sobre el tema, señalamos los siguientes artículos por su interés: CASTRO PÉREZ, C, CALVO CRUZ, M Y GRANADO SUAREZ, S: Las capellanías en los siglos XVII-XVIII a través del estudio de su fundación, en Anuario de Estudio de la Iglesia, XVI. PRO RUÇIZ, J: Las capellanías: familia,  iglesia y propiedad en el Antiguo Régimen, en Hispania Sacra, año 41.
[5]    Las Órdenes Militares en la Extremadura Moderna. Revista de Estudios Extremeños. 1982, Pp.6.
[6]    Donación de Burguillos y otros pueblos a la Orden del temple por Alfonso X en 1238.Rodriguez Campomanes en Disertaciones históricas del Orden y Cavallería  de los Templarios. Ed. Albir, Madrid, 1975.
[7]    Fernández- Daza Alvear, C.: El Señorío de Burguillos en la Baja Edad Media Extremeña, Badajoz, 1981.Pp.15.
[8]    A. H. N. España. Ministerio de Cultura. Sección Órdenes. Cap.463, nº 5.
[9]    Castán Lanaspa, Javier.: Aportaciones al estudio de la Orden del Temple en Valladolid.
[10]    Miguel Ángel Ladero Quesada; prólogo del libro El Señorío de Burguillos en la Baja Edad Media Extremeña de Carmen Fernández-Daza Alvear.
[11]    22 RODRIGUEZ LLOPIS, M.: Señoríos y feudalismo en el reino de Murcia: los dominios de la Orden de Santiago. Murcia, 1986.
[12]    23 Arquitectura fronteriza portuguesa: la vera cruz de Marrmelar, PP.3.
[13]    24 COLLANTES DE TERÁN, Francisco: La Sevilla que vio Guzmán el Bueno, Archivo Hispalense XXV-XXVII, 1957, PP.10.
[14]    25 COMES RAMOS, RAFAEL.: Arquitectura fronteriza portuguesa: la Vera Cruz de Marmelar, un enclave de la reconquista lusa. PP. 42.
[15]    Matías Ramón Martínez en su obra “Apuntes para un mapa topográfico tradicional de la Villa de Burguillos “cita las ordenanzas más antiguas con fecha de 1530  y han llegado hasta nosotros las de 1551 promulgadas por Teresa de Zuñiga.
[16]    Archivo Histórico Nacional, Sección Osuna C.345, D.107

 

 

 

Bibliografía
    
AA.VV.: Actas del Simposio el “Arte y las Órdenes Militares”. Cáceres: Comité Español de Historia del Arte, 1985.
AA.VV.: Las Órdenes Militares en los fondos del Centro de Estudios Extremeños.
ANDRÉS ORDAX, S.: Arte hispanovisigodo en Extremadura, Institución Cultural “El Brocense”, Cáceres, 1983.
ANDRES ORDAX, SALVADOR.: El arte y las Órdenes Militares. Actas del Simposio, Cáceres, 1985.Comité Español de Historia del Arte.
ARS HISPANIAE. Historia Universal de Arte Hispánico. Vol. 7. Arquitectura gótica. Leopoldo Torres Balbás. Editorial Plus Ultra. Arte hispanoalmohade. Torres Balbás, L.Vol cuarto, 1949.
CABALLERO ZOREDA, L.: Leer el documento construido. Informes de la Construcción, 46.
CASINELLO, F.: Bóvedas y cúpulas de ladrillo. Manuales y normas del Instituto Eduardo Torroja de la Construcción y del Cemento, Madrid, 1969.
CASTELLANO BARRIOS, L, NUÑEZ SANCHEZ, N Y VIEJO LÓPEZ, L.: Las Órdenes Militares en los fondos del Centro de Estudios  Extremeños.
CASTÓN DURÁN, F.: Rincones de la Historia Extremeña, 1945.
CLEMENTE RAMOS, J.: La Extremadura musulmana. Organización defensiva y sociedad. Anuario de Estudios  Medievales, nº 24, 1994.
CUMPLIDO  Y TANCO, JUAN FRANCISCO.: Burguillos de Extremadura. Obra Benéfico Social y Cultural de la Caja de Ahorros de Badajoz, 1985.
CHUECA GOITIA, F.: Historia de la Arquitectura Española. Edad Antigua-Edad Media. Tomo I. Edición facsímil de la de 1964.COAM.Avila, 2001.
ESTEVE GUERRERO, MANUEL.: Jerez de la Frontera. Guía del Arte, Jerez, 1949.
EWER, CHRISTIAN.: La arquitectura del Islam occidental .Ed. El legado andalusí, 1995.
FERNÁNDEZ- DAZA ALVEAR, CARMEN.: El señorío de Burguillos en la Baja Edad Media Extremeña. Institución Cultural Pedro de Valencia. Badajoz, 1981. Colección Universitaria.
GARCÍA GALÁN, ANTONIO.: El llamado fuero del Baylio en el territorio de Olivenza. Ilustre Colegio de Abogados de Badajoz, 1976.
GARCÍA MERCADAL, J.: Viajes de Extranjeros por España y Portugal desde los tiempos más remotos hasta fines del siglo XVI. Madrid, 1952.
GUERRA GUERRA, ARCADIO.: La orden militar de los templarios en la Baja Extremadura. V Congreso de Estudios Extremeños.
GRAN ENCICLOPEDIA EXTREMEÑA. Mérida. Ediciones Extremeñas, S.A, 1991.
MARCOS AREVALO, JAVIER.: El libro de Burguillos del Cerro. Colección Raíces; 9, 1995.Estudio preliminar de la Historia de Burguillos del Cerro, de Matías, R, Martínez  (1892).
MOGOLLÓN CANO-CORTES, PILAR.: El mudéjar en Extremadura. Institución cultural el Brocense, 1987.
MOTA, HORACIO.: Órdenes Militares en Extremadura. Diputación Provincial de Badajoz. Instituto de Servicios Culturales, Badajoz, 1969.
NAVAREÑO MATEOS, A.: Arquitectura y arquitectos del siglo XVI en Extremadura. Cáceres, 1994.
OCAÑA JIMENEZ, M.: Panorámica sobre el arte almohade en España. Cuadernos de la Alhambra Nº 20, Granada, 1990.
PARDO FERNÁNDEZ, M. ANTONIA  .: La recuperación del patrimonio arquitectónico mudéjar en la provincia de Badajoz: 1098-1998. Colección Extremadura Artística. Cáceres, 2004. Prólogo de Pilar Mogollón Cano-Cortés.
PARENTI, R.: Historia, importancia y aplicaciones del método de Lectura de Paramentos, Informes de la Construcción, nº 435.
PAVON MALDONADO, Basilio. : Las almenas decorativas. Arqueología. Madrid, 1967.
PAVÓN MALDONADO, B.: El arte hispano-musulmán en su decoración geométrica. Una teoría para un estilo, (1989), Madrid.
PAVÓN MALDONADO, B.: Arquitectura Islámica y Mudéjar en Huelva y su Provincia. Diputación de Huelva. Colección investigación. Serie Arte, 1996.
PÉREZ ARRIBAS, A.: Las marcas de los canteros en los templos románicos y góticos y su interés actual. Wad-al –Hayara, nº 1, 1974.
PONZ, ANTONIO.: Viage de España. Volumen VIII. Tomo de Extremadura, Madrid 1786.Recetario Real Academia de San Fernando.
RAMÓN MARTÍNEZ, RAMÓN. : Historia de Burguillos del Cerro. Colección Raíces., 1995.    
PÉREZ ORTIZ, Mª GUADALUPE. : Documentación Conventual en el Archivo Diocesano de Mérida- Badajoz. 2006.
PULIDO CORDERO, M Y NOGALES FLORES, T.: Publicaciones periódicas extremeñas (1808-1958).Diputación Provincial, Badajoz.
SUMMA ARTIS. Arte Islámico. José Pijoan. Espasa Calpe.1980. Sexta edición.
TORRES BALBÁS, LEOPOLDO.: Arte califal. Historia de España. Edición Menéndez Pidal, Espasa Calpe S.A, Madrid, 1973.
TORRES BALBÁS, L.: Las cúpulas de las más importantes mezquitas españolas y tunecinas en los siglos IX y X, Al-Andalus V, 1940.
TORRES BALBÁS, L.: Artes almorávide y almohade. Instituto de Estudios Africanos, 1955.
VILLALÓN, Mª CRUZ. : Ciudades y  Núcleos Fortificados de la Frontera Hispano-Lusa. El Territorio de Extremadura y Alentejo .Historia y Patrimonio. Universidad de Extremadura.

Apéndice documental

Archivos: España. Ministerio de Cultura. Sección Nobleza del AHN. Sección Osuna.
Los fondos de esta sección, constituyen la mayor parte de la documentación manejada.
OSUNA, C.339, D.11.Traslado del testamento de Alonso Fernández de Vargas, señor de Burguillos, señor de la Higuera, otorgado el 10 de agosto de 1390 y funda dos capellanías en la Capilla de la Iglesia de San Juan en Burguillos.
OSUNA, C.341, D.27. Nombramiento realizado por Francisco López de Zúñiga, duque de Béjar, a favor del clérigo, Francisco López como capellán de la capellanía que fundó Alonso Fernández de Vargas en la Iglesia parroquial de San Juan en la Villa de Burguillos.
OSUNA, C.341, D.35.Nombramiento a favor de Fernando de  Varea, como capellán de la capellanía que fundó Alonso Fernández de Vargas en la Iglesia de San Juan en la Villa de Burguillos, en el año 1540.
OSUNA, C.343, D.7.Traslado de la elección y nombramiento de mayordomos para las a. de Burguillos del Cerro hecho por el concejo, justicia y regimiento de dicha villa y aprobado por el visitador Luis Alvitez de Montoya.
OSUNA, C.345, D.48.Oposición a la capellanía que fundó Alonso Fernández de Vargas en la Iglesia de San Juan.
OSUNA, C.345, D.51.Pleitos por los derechos  a la capellanía fundada en la iglesia parroquial de San Juan Bautista de la villa de Burguillos del Cerro.
OSUNA, C.345, D.107.Testimonios de las visitas, reconocimientos e inventarios realizados por el tesorero Pedro de Trujillo Pedraza, el corregidor Antonio Vélez Manso, por orden de Diego López de Zuñiga Sotomayor, VII Duque de Béjar, de los ornamentos y reparaciones que faltan en las iglesias de Santa María y de San Juan  de la Villa de Burguillos del Cerro, en las iglesias de la Atalaya y Valverde.
OSUNA, C.346, D.160. Inventario de bienes dado por Cristóbal Martín del Corro de los ornamentos de la capilla de la Iglesia de San Juan Bautista de Burguillos del Cerro. OSUNA, C.346, D.161. Nombramiento de capellanes en la capellanía de San Juan Bautista en Burguillos del Cerro, años 1653-1654.
OSUNA, C.347, D.11.Corresponcencia relativa a la restauración que se hizo de las imágenes religiosas pertenecientes a la Iglesia parroquial de Burguillos del Cerro, ordenada por Juan Manuel López de Zúñiga Mendoza Sotomayor, XI duque de Béjar por haber sido destruidos por las tropas inglesas con ocasión de la Guerra de Sucesión Española.
OSUNA, C.347, D.58. Cuentas pertenecientes a las iglesias de Burguillos del Cerro, año 1692.
OSUNA, C.346, D.160.Año 1654. Descripción Ornamentos de la Capilla de Nuestra Señora de la Concepción.

 

 

 

 

 

 

Comentarios   

0 #1 Jesús J.Navarro Frai 06-09-2015 17:55
MUY muy Interesante, documentado y expuesto..creo que la Encomienda Jerezana y la tan nombrada como difusa del Ventoso ( particularmente creo que se trata de la misma con Fregenal-Valenc ia,castillo Ardila y el Cuerno) absorbida por Jerez..En cuantos sitios de España (Castilla con mucho menos montaban una Encomienda).Cre o falta mucho por poner en su sitio a una de las Encomiendas más grandes(junto con Ponferrada,Mira vet,Monzón, Caravaca) ricas (con infinidad de Granjas) la última en desaparecer.y que no se entendería sin su gran conexión con el Temple Portuges. Saludos...Un Forofo.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar