Inicio

Termina 2012, un año agridulce en el que es imperativo reconocer la urgencia del pensamiento, de la cultura en sus múltiples expresiones, ante el embate demoledor de la ignominia. Para marcar este rito de paso en el que se consuma el cambio del calendario, y que tantas anhelamos como fin al ciclo abierto por nuestra fallida transición política, este número recoge palabras e imágenes que tratan de abrir rutas a partir de relatos y poesía, filosofía, educación, arqueología y biblioteconomía, a nuevas aventuras tras el naufragio.
El espacio de Creación se inicia con “El poder de la palabra” un recorrido por su fuerza redentora en la literatura y el cine a cargo de José María García, y prosigue con un breve relato de Celiamuna nos alerta sobre los espejismos de la sociedad del parecer y lo infructuoso del cálculo lucrativo en cuanto a afectos y amores se refiere; un círculo, que cierra majestuosamente el recorrido por los macabros orígenes de las toponimias madrileñas que nos ofrece Andrea Bani.
Dan paso al ser y al estar hoy los poemas inéditos de Miguel Velayos que nos sitúan frente a la urgencia del sentir y del pensar en paisajes cotidiano que se estrechan, siendo entonces posible habitar en los márgenes e intersticios (Poesía). Ya en el marco de las luchas para frenar la mercantilización creciente de nuestros derechos, Santiago Úbeda nos plantea en Educación una reflexión crítica de la marea verde, anotando la imperiosa necesidad de abandonar el modelo biopolítico de control y seguridad en el que se ha transformado la educación.
Las nuevas formas de mirar, el cambio de enfoque y la necesidad de ir más allá de las hipótesis primarias son una llamada presente en la sección de Arqueología que inauguramos con Teresa Cabezas y su estudio arquitectónico de la Iglesia de Burguillo del Cerro (Badajoz), que reinterpreta el pasado planteando su pertenencia a la Orden Templaría.
Con dos secciones de Literatura y Biblioteconomía, volvemos a las palabras en inglés y francés. La escritora Raquel Martínez nos ubica en las tramas que tejen las utopías y las luchas contra el orden establecido con un acercamiento comparativo al Island de Huxley; y el 2666 de Bolaño, que abordando sus relaciones con el bien común, los derechos humanos y el feminismo, que nos devuelve al terapéutico efecto social de las palabras.

Y, por su parte, Antonio Heredia, nos invita a pasear por el catálogo de libros antiguos de la Biblioteca de Clergé de Romont (Friburgo, Suiza), permitiéndonos conocer un proyecto de gestión global del patrimonio, las fases del mismo y los principios que pueden guiar una política de conservación sostenible y de difusión de nuestra herencia común.
Para cerrar la miríada de sendas que se bifurcan Darío Barboza plantea la cuestión fundamental del sujeto, eje en el que confluyen las disquisiciones de buena parte de la política y la filosofía contemporáneas, a partir de la obra de la filósofa Rossi Braidotti y su planteamiento de un sujeto femenino en devenir, mujer- nómada.


Las dos propuestas gráficas que recorren este número sirven de guía a nuestros pasos: las acuarelas de Juan José Moreno Nuncio y las esculturas de Leandro Alonso García son ventanas a través de las que tomar el oxígeno suficiente para impulsarnos hacia delante, trampolines en los que apoyarnos, tal vez para saltar de las palabras a la utopía.

Revista Tehura